La Voz en el Bosque

Posted: September 14, 2014 in Uncategorized

foresst

La muchacha estaba deprimida. En uno de sus ataques suicidas, decidió quitarse la vida que Dios le había prestado. Karla corrió a un bosque de pinos que quedaba a unos dos Km de su casa en la colonia Cerro Grande, en la ciudad capital. Los imponentes árboles tapaban la cara del sol e impedían que los rayos de luz tocaran el húmedo suelo donde Karla se encontraba de pie, muy decidida a cortar sus venas con un cuchillo de mesa.

En su juicio, ella creía firmemente que contaba con las razones necesarias para terminar su existencia; la infidelidad de su “amor eterno”, las malas calificaciones en el colegio, problemas en el hogar, drogas, su equipo de fútbol no ganaba nada (saludo a los motaguenses :)) entre muchas otras razones que desfilaban por su cabeza mezclándose con su carácter melancólico.

El problema esa tarde no fueron su deseos suicidas ni su carácter débil…. Fue el no creer en el mundo que no se ve.

  • ¡Si sos de verdad háblame!- injuriaba en contra de un Dios que no conocía.

Al ver que ninguna voz respondió del cielo, intentó buscar ayuda en otro reino.

  • ¿Y el diablo? ¿vos si me responderás? Te vendo mi alma, a cambio de mi felicidad.

Dios si le contestó, el problema de Karla es el mismo que la mayoría de personas tenemos; no podemos escuchar la voz de Dios.

Karla tomó el cuchillo y lo colocó en la boca de sus estómago con la intención de enterrarlo hasta morir, pero esas fuerzas que uno necesita para cometer algo de este calibre, no llegaron. Como el perro regañado, Karla regresó a su casa con “la cola entre sus patas” creyendo erróneamente que sus oraciones no habían sido oídas….. Por Dios, ni por el Diablo.

Esa noche, al no poder reconocer la voz de un Dios amoroso, Karla se durmió en su sofá viendo una película. Antes del amanecer, un aire frío despertó a la joven de 18 años. Se levantó con miedo; nunca antes había sentido lo que esa noche parecía haber tomado control de ella. Al entrar a su cuarto, una voz suave de mujer le susurró al oído:

  • Te lo doy todo a precio de sangre.

Karla se dio vuelta rápidamente con el corazón acelerado. Al no ver a nadie ahí, cerró la puerta de su habitación y entró a su cama, asustada, tratando de convencerse a sí misma que todo fue producto de su imaginación.

La mañana siguiente, al despertar, notó que no podía moverse. Abrió los ojos y encontró sus manos y pies atados y que no estaba sola en su habitación. Frente a ella se encontraban sus papas, su hermano y un sacerdote.

  • ¿Qué pasó?- preguntó la joven en pánico, mientras observaba sus brazos mutilados.

Era claro que la joven no se acordaba de nada, y más obvio era reconocer que se había metido en problemas graves.

El sacerdote se acercó a Karla, y dijo:

  • Todo estará bien, hija. Ya viene tu ayuda.

¿Qué pasó esa noche después del susurró que escuchó en su habitación? ¿Qué sucedió con sus brazos? ¿Por qué estaba atada? ¿Y el sacerdote de dónde salió?

Todas esas preguntas las aclararé la siguiente semana. Sin embargo, se pueden resumir en una oración: Karla atendió a la voz equivocada.

Muchas veces en su vida, estoy seguro, Dios ha querido hablar con usted; pero no lo pudo oír. Dios está interesado en comunicarse con nosotros y revelarnos los secretos del Reino de los Cielos, pero no estamos dispuestos a escucharlo. Dios respondió inmediatamente al clamor de Karla en aquel bosque, pero ella no lo pudo oír. Consecuentemente, alguien más trató de hablarle a Karla y conseguir lo que tanto quería de ella.

En el siguiente blog le aclararé como llegamos con Karla y como sabemos que Dios le respondió. Lógicamente, también les relataré la razón del encadenamiento de la joven, y que fue lo que la poseyó la noche anterior.

Lo dejo con esta interrogante: ¿Escuchó usted a Dios hoy?

Mi libro en Amazon

 http://www.amazon.com/Diario-una-Visi%C3%B3n-Spanish-Edition/dp/130477547X/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1409611150&sr=8-1&keywords=diario+de+una+vision

Mi libro en Barnes&Noble

http://www.barnesandnoble.com/w/diario-de-una-vision-timy-daniel-borjas/1119235956?ean=9781304775474

Advertisements
Comments
  1. […] La Voz en el Bosque […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s