Culto a los Muertos

Posted: August 16, 2014 in Uncategorized

Iglesia de la concezione  en Roma

Llegué a un café a escribir el blog de hoy, sin embargo llevo una hora y media sin poder escribir alguna palabra. No se trata de la falta de ideas o de palabras, sino del suspenso y el tacto que debo tener al relatar la siguiente historia. Desde los nombres hasta los más pequeños detalles fueron substituidos con la intención de que las personas involucradas no sean identificadas.
– Timy…
Dijo una amiga que visitaba desde la acalorada ciudad de San Pedro Sula.
– Desde que mi papá murió suceden cosas raras y sobrenaturales en la casa que me dejó como herencia.
Así empezó el relato que esta mujer desenvolvería delante de mí. En esas casa solo vivía ella y su hermano menor, quienes servían a Dios en una iglesia local. Había también un tercer inquilino en la casa que no pagaba renta, este empezó a manifestarse justo después de la muerte del papa de mi amiga.
Su relato continuó:
– Los adornos en la casa empezaron a cambiar de lugar sin que nadie los moviera, también ruidos extraños se escuchaban en el transcurso de la noche. Cada semana empeoraban hasta llegar al punto donde sabíamos que no era un fenómeno físico lo que ocurría, sino uno espiritual.
Una mañana me desperté más temprano de lo habitual torturada por una sed que no podía soportar. Bajé las gradas del segundo piso y al llegar a la cocina pude ver algo fuera de lo habitual en la sala a unos 5 metros de donde me encontraba tomando agua. Me dirigí hacia la sala y mi corazón se detuvo cuando vi frente a mí, escrito en la pared con letras gigantes y en rojo “In nomine dei nostri satanas luciferi excelsi”. No hablo latín, pero es obvio lo que decía ese texto en la pared. Subí corriendo al cuarto de mi hermano y lo desperté con la esperanza de ver en sus manos pintura roja o cualquier cosa que me indicara que fue él el autor de esa broma de mal gusto. Mi temor incrementó cuando no encontré nada en mi hermano o en su cuarto que lo incriminara y relacionara con lo escrito en la sala de mi casa.
Revisamos cada cuarto y rincón de la casa solamente para darnos cuenta que todo estaba en orden, nadie había entrado por la fuerza a la casa.
Interrumpí el relato de mi amiga:
– ¿Jeni, había algo más escrito en la pared?
– Si
– ¿Recuerdas qué era?
Jeni miró fijamente su plato de comida tratando de recordar…
– No recuerdo. Sé que estaba escrito en latín también, pero no recuerdo lo que decía exactamente.
Jeni prosiguió con la historia:
– Los eventos raros menguaron por unos días mientras pintábamos las paredes de la sala y tratábamos de olvidar lo sucedido. Nunca volvimos a dormir de la misma manera en esa casa. Sentíamos como si alguien nos observaba y no sabíamos la razón.
Una madrugada fui despertada por mi hermano menor tocando y golpeando la puerta de mi habitación como un loco. Al abrir la puerta, mi hermano menor entró como un rayo y empezó a llorar nerviosamente. Salí a ver que sucedía, y observé alrededor de los pasillos del segundo piso donde se encontraban nuestras habitaciones docenas de piedras flotando en el aire. En la habitación de mi hermano pude ver a lo lejos como sus ropas también guindaban del aire sin ninguna explicación. Corrí de regreso a mi cuarto, cerré la puerta y empecé a orar y llorar aterrorizada. Fue en ese momento cuando pudimos oír las piedras golpeando las paredes, techo y puertas del segundo piso como si alguien las lanzara fuertemente con odio.
Esa noche no dormimos ni un minuto. Salimos la siguiente mañana y encontramos las piedras en el piso, ventanas rotas, ropa desgarrada como si hubiera sido un animal el responsable. Supe de inmediato que ocupábamos ayuda urgentemente.
Este par de hermanos buscó ayuda en un ministro de esa ciudad, quien clama haber levantado más de 5 muertos en el nombre de Jesús. Ellos decidieron no dormir en esa casa hasta que fuera liberada y saber que causó tan osada y fuerte opresión sobre ellos.
Fueron 3 días de espera, 3 largos días hasta que el famoso ministro les confirmo su participación en la liberación de la casa. Se encontraron ellos con el siervo de Dios y el equipo de hermanos que llevaba con él y se dirigieron juntos a la casa. Al estacionarse todos fuera de la residencia, bajaron de los automóviles y de inmediato sintieron la oposición de aquello que se había apoderado de la vivienda. Antes que Jeni abriera el portón principal para entrar, el ministro elevó la voz y dijo:
– Aquí hay muerte. Aquí se ofrece culto a la muerte.
La cara del hombre mostraba asombro y sorpresa. Los hermanos afectados no entendían a que se refería con “culto a la muerte”, ya que ellos practicaban la fe cristiana muy rigurosamente. Nadie dijo palabra alguna hasta que el pastor decidió moverse y pidió que se abriera el portón. Lentamente entraron a la vivienda, todos detrás del ministro de Dios. Repentinamente, el pastor se detuvo entre el patio y la puerta principal de la casa. Miró atrás y dijo al grupo que caminaba detrás de él:
– Hermanos, empiecen a orar y a proceder como les instruí antes de venir hoy. Para empezar, entraré yo y la familia que vive aquí.
Así entraron Jeni, el pastor y el hermano de Jeni a la casa que los había expulsado unos días atrás.
La semana pasada les dije que mencionaría maneras en que muchos le hemos ofrecido culto a la muerte sin haberlo sabido, pero creí que sería mejor explicarlo a través de esta historia que ocurrió varios años atrás.
¿Por qué solo entraron los 3?
¿Cómo realizaban culto a los muertos sin saberlo?
¿Serían libre de esa opresión?
Estas y muchas más preguntas las contestaré la semana que viene.
Mi intención no es asustar a nadie. Empecé el blog con estos temas porque eran muchos los que tenían preguntas y experiencias de este tipo. Quizá usted no se identifique con lo que escribo, pero hay varios que si lo hacen y necesitan ayuda. Quien sabe, quizá un día usted también necesite ayuda en este relacionado con este tema. He recibido muchas llamadas de ayuda en casas de este tipo desde que empecé a escribir las entradas de este blog, pero solo he atendido 3 casos. ¿Por qué? Un día les diré la razón, pero por hoy solamente les invito que lean la última parte la semana que viene.
Recuerde, Jesús vino a darle libertad, él vino a darle salvación. Él no echa fuera al quien se acerque.
Mi libro en Amazon

http://www.amazon.com/Diario-una-Visi%C3%83%C2%B3n-Spanish-Edition/dp/130477547X/ref=sr_1_fkmr0_1?ie=UTF8&qid=1395467470&sr=8-1-fkmr0&keywords=timy+borjas+diario+de+una+vision
Mi libro en Barnes&Noble

http://www.barnesandnoble.com/w/diario-de-una-vision-timy-daniel-borjas/1119235956?ean=9781304775474

 

 
Advertisements
Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s