Sally y el Señor del los Paganos

Posted: April 26, 2014 in Uncategorized
Tags: , , , , , ,

Image

Su nombre era algo bello, hoy la llamaré Sally. Sus ojos azules como las aguas del Caribe y su cabello largo y café que olía a mango. Su sonrisa me cautivaba cada día y su mirada era tan sincera y pura que Sally parecía un ángel del cielo mismo. Hasta que una vez sus ojos se llenaron de odio y su voz era fuente de maldiciones, hasta el día en que nos dimos cuenta que Sally seguía endemoniada.
Sally fue una bebe ofrecida a Satanás el día en que nació. Su madre una bruja que sacrificaba a sus hijos junto con su secta cada vez que paría, sin embargo no mató a Sally y decidió quedársela como una “criadora”. Una criadora en el mundo satánico es alguien que pare niños para sacrificios humanos, y esa fue la “suerte” de Sally, hasta la muerte hubiera parecido un mejor trueque que una vida así. Sally fue utilizada en pornografía infantil y tuvo su primer hijo a los 13 años, y como era de suponer también ese bebe fue sacrificado a los demonios. Al crecer fue actriz porno animal y todo siempre bajo las órdenes de sus sacerdotes satánicos que se lucraban con esos videos. Fue obligada a convertirse en bruja y en cada luna nueva y luna llena ofrecía sacrificios y ritos a los demonios que se le habían asignado, sino ellos mismos la golpeaban y dejaban casi muerta.
Pero un día Sally encontró a Jesús y su vida cambio. Fue liberada varias veces y el monto total de demonios que salieron de ella sobrepasaban los 500. Sally era libre…… pensábamos.
Un día en la sala de un amigo nuestro quien fungía como pastor de Sally empezamos a hablar de ocultismo y de como Dios ama a los satánicos tanto como a los cristianos. Ahí fue cuando después de muchos años Sally borró la sonrisa de su boca. De inmediato un aire frio llenó la atmosfera y mi espíritu se inquietó. La placentera tarde se había convertido en un campo de batalla.
– Sally, ¿qué pasa? Preguntó el pastor.
– Nada, solamente recuerdo momentos no muy gratos.- respondió Sally
No le creí una palabra, el ambiente y algunos dones habían delatado la presencia de algo más en esa habitación. Mientras el silencio sepulcral tomaba posesión de la sala de la casa, Sally hizo una confesión.
– Nunca perdoné a mi mamá. Ella filmaba las veces que me violaban y me obligaba a entregar mis bebes y a veces hasta abortar. Una vez fue ella misma quien me violo con objetos mientras alguien más nos filmaba. Como era normal de suponer, me abandonó cuando hui del satanismo. Quien sabe, ojala ella haya pagado el castigo que me tenían reservado a mí.
Nunca había oído odio salir de la boca de Sally. Era claro, Sally no había perdonado a su madre.
Mientras aun trataba de asimilar el momento, Sally empezó a llorar y gritar. Sangre salía de su nariz y se volvió violenta. El pastor la quiso tomar de la mano cuando en una voz profunda y desgarradora ella le dijo:
– Maldito no me toques o te mato!!
Ay no, pensé….. Como decimos en Honduras, la Sally seguía enchamucada.
El pastor reprendió al demonio y la ungieron con aceite y mil cosas más, pero Sally los miraba con odio mientras se revolcaba como culebra en el suelo de aquella sala. Yo no decía nada, solo miraba con compasión a Sally preguntándome cómo era posible que siguiera endemoniada después de tantas liberaciones y de su servicio autentico a Dios. Mientras pensaba esto Dios habló a mi corazón y supe que hacer.
– Pastor, dejemos a Sally volver en sí, es necesario hablar con ella.
El pastor le ordenó al demonio que dejara a Sally volver y después de cinco minutos Sally lloraba en la sala una vez más.
– Sally,- le dije- hay un demonio que no ha salido de usted. Y se puede quedar el tiempo que quiera porque tiene permiso de hacerlo.
– ¿Cómo es posible eso, si yo le entregué mi vida a Jesús de verdad?
– Sally, Ud. no ha perdonado a su madre… y de eso ese demonio se agarra y no se soltará hasta que usted perdone.
– ¿Pero cómo es posible perdonar a la mujer que en vez de cuidarme me entregó al satanismo para que abusaran de mí?
– Sally, ¿cómo es posible que Dios nos perdone después de todo lo que hemos hecho? Aun así… Él nos perdona.
Sally lloró amargamente una media hora antes de ponerse de rodillas sin ninguna fuerza en sí. Sally entendió que perdonar era una decisión, no un sentimiento. Sally se dio cuenta que el odiar es como beber un vaso de veneno esperando que alguien más se muera.
El pastor y su esposa abrazaron a Sally y la guiaron en una oración para perdonar a su mamá. Lo interesante fue que al momento de decir “te perdono” a Sally se le trababa la lengua o empezaba a estornudar o toser. Claramente, el demonio sabía que una vez que ella decidiera perdonar él se tenía que ir.
– En el nombre de Jesús… mama…. Te per…. Te…. Te perdono.
Una vez más Sally cayó al piso a revolcarse y maldecir. La diferencia ahora era que ya no había nada que el demonio podía utilizar para no salir de ahí. Miré a Sally y con mucha fe, pero con más amor que nada le dije:
– Sally, en el nombre de Jesús el Mesías, eres libre ahora!
El demonio me miró con ira y odio y respondió:
– ¡Yo soy el señor de los paganos y a mí nadie me saca!
Honestamente, me dieron ganas de reírme del demonio. No hay señorío, ni reino, ni demonio ni principado que se pueda resistir al Nombre sobre todo nombre, el Nombre de Jesús. El demonio salió de Sally aquella noche y ella fue libre en su totalidad por primera vez. La belleza de Sally reflejaba la obra de Dios en su vida y corazón. Su ministerio en aquella ciudad ayudando a los brujos y satanistas venir a Cristo se hizo más poderoso, y ahora es ella quien libera a los oprimidos por el diablo con gran poder y maravillas. En otra ocasión, un caso muy similar en Honduras sucedió donde una diacono de muchos años era atormentada por falta de perdón. Los demonios no ven si usted es o no cristiano, ellos ven donde hay una puerta abierta y entran.
Sabe mi amigo lector, la falta de perdón es una de las principales puertas abiertas para que el enemigo entre a su vida y gobierne. Si Dios lo perdonó, perdone usted a los demás sin importar de quien fue la culpa. Fue el hombre quien ofendió a Dios, y aun así fue Dios quien vino a reconciliar el cielo y la tierra. Haga una oración y decida perdonar en este momento, yo le declaro libre en el Nombre de Jesús.
Acerca de este tema me refiero brevemente en mi libro Diario de una Visión, disponible en Amazon y Barnes&nobles.

http://www.amazon.com/Diario-una-Visi%C3%83%C2%B3n-Spanish-Edition/dp/130477547X/ref=sr_1_fkmr0_1?ie=UTF8&qid=1395467470&sr=8-1-fkmr0&keywords=timy+borjas+diario+de+una+vision

http://www.barnesandnoble.com/w/diario-de-una-vision-timy-daniel-borjas/1119235956?ean=9781304775474

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s