El pobre Dálmata

Posted: April 4, 2014 in Uncategorized
Tags: , , , , ,

Image

El Pobre Dálmata   (sorry, 😦 no English transaltion for this one )

Imagínese el siguiente escenario hace unos años atrás mientras mi ministerio en liberación empezaba a saludarme a lo lejos, y le mostraré lo que le hace falta a usted para ministrar liberación. Me quedé unos días en la casa de un amigo mío pastor en la ciudad de Tampa, Fl. El penúltimo día de mi visita el pastor se acercó a mí mientras me mecía en uno de los columpios que había en el patio trasero de su casa. Sus ojos y cabellos negros brillaban más de lo acostumbrado ya que el hombre de Dios había pasado toda la noche en la presencia del Altísimo. Aun así podía ver en él miedo, temor y preocupación en su semblante. El pastor Salvadoreño vestido de saco y corbata se sentó en un ladrillo frente al columpio donde me mecía teniendo cuidado que por accidente no le pegara una patada en la frente.
– Timy, quiero que me acompañes a orar por la mama de un miembro de mi iglesia.
El pastor prosiguió relatándome como la pobre señora hablaba en hebreo antiguo y arameo mientras corría detrás del perro de la casa. Pobre perro, pero me sentía peor por la señora ya que esto es lo que las tinieblas quieren, humillar y denigrar al ser humano porque somos la imagen de Dios en esta tierra. El pastor tiene un doctorado en estudios bíblicos y un master en lenguas bíblicas, así que no dudaba de su diagnóstico lingüístico que manifestaba la señora. De esa manera, no por el pobre dálmata q sufría la cruel persecución de un demonio, pero por ayudar al amado pastor y a la señora, decidí asistir a la sesión de liberación.
Quedé muy sorprendido cuando me di cuenta que habían ido a orar más de 10 veces por la señora, y aun así no era libre de su aflicción.
– Timy, tengo a la mitad de la congregación orando y ayunando para que salga este demonio.
– Pastor- le dije muy respetuosamente, -ustedes están ayunando por la razón equivocada.-
– Jesús dijo que este género no sale sino con ayuno y oración.- respondio el ministro
– ¡!!Correcto, pero han equivocado el género!!! Jesús no estaba hablando del demonio cuando dijo eso.
Aquí es donde muchos se equivocan. En Mateo capítulo 17 Jesús expulsa un demonio al ver que sus discípulos no pudieron. Cuando los discípulos le preguntaron la razón por la cual ellos no pudieron expulsar al demonio, Jesús claramente les dijo: “POR VUESTRA POCA FE”. Eso es todo, esa fue la única razón, pero después Jesús prosigue diciendo que ese género no sale sino con ayuno y oración. Jesús no se refería al género del demonio, se refería al género de la poca fe.
Muchos no hacen milagros, no sanan ni expulsan demonios no porque no oren ni ayunen, pero por su poca fe. Ayune y ore… Pero para que su fe crezca. Acuérdese que con fe todo es posible.
Al momento de llegar a la casa de la señora le dije al pastor:
– Si usted cree que tendrá que volver aquí a orar nuevamente por ella, ese demonio no saldrá. Crea que saldrá y se ira.
Lo primero que vimos al entrar en aquella propiedad con patio grande fue al pobre perro durmiendo cerca del portón. Se miraba en paz el can, así que asumí que la señora estaba dormida o en paz de los ataques del demonio. Al entrar, una vez más tuve que rechazar la tacita de café q me ofrecieron ya que puede ser peligroso en este ministerio de liberación comer o beber en un lugar donde iras a ministrar liberación, así que pedimos ver a la señora de inmediato.
La doñita salió vestida en una bata verde, había estado durmiendo todo el día porque una diarrea repentina le había venido. El pastor mostraba una actitud distinta, sus ojos mostraban seguridad y fe. Estaba seguro que Dios le había hablado con mis palabras osadas hacia él como autoridad en ese lugar.
La plática, como casi siempre, empezó con formalidades; que tal el día, su familia, que bonitas las cortinas, y todo eso…. De repente el pobre dálmata empezó a gruñir y a ladrar en el patio. Pensé que pudo estar ladrando al gato o a alguna ardilla, o sentía que lo que lo molestaba estaba a punto de manifestarse.
La paz de la señora se borró con su sonrisa. Su mirada cambió y sus respuestas cortantes nos indicaban que era hora de trabajar. El pastor me había dado permiso de ministrar con libertad como sintiera en mi corazón, así que de esa manera empecé mirándola a los ojos diciendo:
– Señora, en el nombre de Jesucristo, usted es libre.
El demonio me miró fijamente mientras torcía su cuello para un lado y para el otro. Su mirada llena de odio y saliva cayendo de la boca me confirmaba que no era sicosis ni nada parecido, era un episodio de posesión demoniaca.
Sonreí un poco sarcástico mientras la lucha de miradas entre el demonio y yo se incrementaba. De repente el espíritu inmundo quiso hablar:
– I will say th….
– ¡En el nombre de Jesús cállate y sal!, dije gritando.
El demonio quiso hablar en inglés solamente para distraernos. Siempre que un demonio pretendió hablar Jesús lo mando a callar. (Con excepción del Gadareno)
No entiendo porque mucha gente obliga al demonio a tener una conversación con ellos. Usted está ahí para sacarlo, no para hacer un nuevo amigo, así que shhhhhh y sáquelo. El amigo pastor se emocionó y empezó a reprenderlo y sacar hasta las cucarachas de esa casa. 10 minutos después el demonio ladró, se rasco como perro y vomito en la sala. Ese día la señora fue libre y el pobre dálmata estaba en paz. Al irnos de ahí le pregunte a mi amigo pastor:
– ¿Cuál fue la diferencia?
– Los dos creímos q se iría.
El pastor tenía razón. La fe fue la clave para esta liberación. El ministerio del pastor salvadoreño incrementó en poder y milagros en su ciudad. Muchos se sanaban y las liberaciones ya no duraban días, sino minutos.
Concluyo dándoles un consejo que vale su peso en oro. Dios utilizó a un cubano-americano para introducirme en el área de liberación hace muchos años. En unas de las visitas evangelistas de este cubano a Honduras, el alto predicador me miró a los ojos y dijo:
– Oye chico, te daré un consejo. NUNCA DEJES QUE LO QUE ENTRE POR TUS OJOS, AFECTE LO QUE CREE TU CORAZÓN.
El espíritu de duda e incredulidad se ha apoderado de la iglesia. Por eso estamos muertos, creyendo en un Dios que pudo antes, pero ya no. Gente, Jesucristo es el mismo hoy, ayer y mañana, si liberó y sanó ayer también lo puede hacer hoy y lo hará mañana. Atrévase a creerle a Dios, busque un enfermo y sánelo, saque demonios, traiga el Reino de Dios a esta tierra que tanto lo necesita. Hay muchos “dálmatas” esperando que alguien los ayude.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s